Saltear al contenido principal
Menú
Entre La Huella Y Casa Macerado

Entre la Huella y Casa Macerado

Y ahí estábamos, a una hora de Punta del Este, llegando a la topísima playa de José Ignacio en una micro tipo transantiago que nos costó 3 mil pesos chilenos, porque si hubiéramos ido en Uber nos hubiera salido 60 mil pesos chilenos. La playa de José Ignacio en Uruguay es lo top y donde se supone que van desde la ídola Susana Gimenez hasta la Pampita y almuerzan en el Restaurante La Huella felices de la vida, mirando el mar y disfrutando de su Champagne. No encuentro un restaurante emblemático Chileno para poder hacer la comparación, pero cuando una amiga de Punta del Este te dice: «podés no sacarte una foto en la playa con la mano detrás, o podes no ir a Casa Pueblo, pero si no vas a almorzar o cenar a La Huella, es como si no hubieras venido a Punta del Este».

Son las 13 horas exactas y luego de haber reservado y re confirmado 3 veces por mail, estamos sentados. Somos el primero turno de almuerzo. Los primeros, eso es bueno. Adolescentes universitarios,  todos de la misma edad de mi hijo nos atienden con gran esmero y alegría. Nos pasan la carta, y de lo único que me fijo es que hay vino chileno. Pucha la emoción grande: De Martino, Lapostolle, Casa Silva, Viu Manent, Los Vascos, Viña Leyda y Montes. Pero cómo la cosa es almorzar y concentrarse en la comida, dejo que el Diego pida primero. Hay parrilla atrás que se ve imponente y calurosa, y eso que ya el día acompaña con unos 33 grados. En la parrilla está: la pesca del día, entrecot, rack de cordero, churrasco al vacío. Con distintos acompañamientos, como puré de papa, puré de calabaza, verduras asadas, ensalada verde. Nos miramos porque íbamos a pedir una entrada para compartir, (sopa fría de zanahoria y jenjibre, ceviche de corvina, mejillones a la provenzal, pulpo a la lancha con papas y pimentón, provolone, tarta de cebolla al vino tinto) pero ya sabíamos que para estar en La Huella había que tener una buena línea de crédito, por lo que mejor nos fuimos directo a los fondos. Nos queda muchas vacaciones todavía, para qué tanto derroche.

El va por la Milanesa con papas fritas y yo por la pesca del día con verduras asadas. Riquísimo todo, pero justo nos toca que hay una invasión de moscas. Si, tal cual. Cada tanto pasa una chica linda que podría ser mi sobrina, con una olla con inciensos, romero y no sé qué más cuestiones para espantarlas. Pero ahí están. Yo creo que me trago una, en un momento de pura emoción de estar en ese lugar tan top. Postre + copa de vino + bebidas. Linda experiencia, pero pagamos 60 mil pesos chilenos por algo que no consideré para nada que los costara. Claro, el lugar tiene onda, los chicos son guapos, estamos en la playa más cuica de Punta del Este, la parrilla estaba en todo su esplendor, los platos eran bien de tamaño. Pero anda! un poquito sobrevalorado lo encontré.-

El verano siguió y ya estamos en Algarrobo. La tarde del sábado se viene con solcito. Estoy de suegra, así que tengo que portarme bien e invitar a la chiquilla a un buen lugar pues. Y  qué mejor que ir a comer a un lugar nuevo, en Tunquen: Restaurante Casa Macerado que se ha hecho conocido porque está la animadora Kathy Salosny.  Ella junto a los máximos del Restaurante Macerado de Casablanca y Algarrobo,  se asociaron y armaron este Grill Mar bien rico y entretenido. Los fines de semana justo está esta chica, que en verdad es súper chiquitita, y la verdad sea dicha, uno la mira y cómo que se acuerda de Felipito. Ella es quién nos recibe, habíamos hecho reserva gracias a dios, porque un sábado de febrero era obvio que estaría lleno.  Ella es también, quién te trae las salsas y te cuenta un poco de qué se trata el restaurante. Muy buena anfitriona, siempre con una sonrisa. Comimos cada uno un filete que estaba delicioso. En verdad cada carne estaba al punto que la pedimos. Y quiero destacar esto porque 3/4 y  A Punto no siempre es lo mismo en un restaurante.

A la parrilla tienen Pescado grillado con salsa de locos, pulpo a la parrilla, pescado parmesano al honro, lomo vetado, Prime Ribs de Vaca (lomo vetado con Hueso, Filete y Saltimboca suprema de Ave, prosciutto y rúcula. De vinos tienen harto de Viña San Pedro Tarapacá, Montgras, Kingston y Montes. Pero también tienen a viña Tinta Tinto ehehe!! del enólogo Roberto Carranca, que se instaló en Algarrobo y hace su vino literalmente en su casa y en compañía de su familia hermosa que tiene. Vinos de autor y a escala humana. Bien ahí Casa Macerado Tunquen. Postre  +bebidas + te y café. La cuenta nos salió súper accesible, (no fue necesaria Linea de Crédito). Eso si no tomamos vino. La vuelta en la noche de Tunquén a Algarrobo, con tanta cuesta y curva es mejor hacerla sobria. Ya volveré a probar más pescados a la parrilla, me gustó la onda. Mejorar las servilletas que son de papel casi marca abolengo y un poco la atención, que a veces estaban algo distraídos los garzones. Tengo entendido que ahora que no es temporada de verano, abren sólo los fines de semana. Mejor consultar en su instragram o llamar directo: +569 9748 8028.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba