Saltear al contenido principal

Visitando Viña Montes y Viña Clos Apalta

Para el Día del Vino me dio por ir al valle de Colchagua y visitar algunas viñas, pero en modo turista.

Para quienes trabajamos en el vino es buen ejercicio  visitar viñas y escuchar, a los guías, sommelier y enólogos hablar de la viña, sus procesos, degustar sus vinos al pie de la vaca, perdón de la cuba. Y también escuchar a los turistas. A los visitantes.  Qué preguntan, qué vino les gusta más, los comentarios que hacen.

Es un buen ejercicio digo, porque con tanta red social y pandemia de por medio, nos hemos olvidado a sentirle el pulso a la calle. Si en este caso, la calle sería la viña y el viñedo y el turismo.

Así que invito a todas y todos los famosos autodenominados influencers del vino, o catadores certificados, (que no sé muy bien que significa eso en realidad) a que visiten las viñas como cualquier hijo de vecino, probando los vinos desde el epicentro mismo, conociendo el proceso de elaboración, su vinificación, guarda y degustación.

Visitando Viña Montes, en Apalta

Visite Viña Montes, y agradezco a mi querida Evelyn Ramírez, Gerente de Marketing de la viña que me invitó cordialmente al tour de las 12 del día. En todos estos años, no había ido nunca a la viña y me encantó conocerla.

Viña Montes es una de las viñas que está ubicada en el Valle de Apalta, en Colchagua. Para eso si vienes de Santiago tendrás que doblar a mano derecha, pasado la viña Viu Manent y adentrarte por un valle precioso, donde también tienen viñedos las viñas Las Niñas, Ventisquero, Neyen y Clos Apalta.

Viña Montes tiene distintos tours y horarios, todos ellos están muy claros en su página web: www.monteswines.com 

Agradezco también a la enóloga Gabriela Negrete, quién junto a la guía habitual de los tours se dio el tiempo de acompañarnos ese día. Recorriendo la bodega, conocimos la sala de barricas con su música de canto gregoriano maravilloso. Vimos fotos de sus socios propietarios Aurelio Montes, Douglas Murray y Alfredo Vidaurre con sus importadores en todo el mundo. Cada foto debe tener una historia.

Conocimos una nueva sala dedicada al 100% a dar a conocer la elaboración de espumante. Allí hay pupitres y se enseñan los métodos de elaboración. Una buena forma de acercar las «champañas» y su producción a los visitantes.

Probamos varios vinos, entre ellos Outer Limited Sauvignon Blanc 2020, Montes Alpha Syrah 2019, Montes Limited Selection Pinot noir 2918, Purple Angel 2018 y el Sparkling Angel.

Excelente la visita. Muy clara para entender los procesos de la vid. Y sobre todo porqué un lugar como Apalta es tan renombrado. La visita está pensada para que compres todos los vinos en el Wine Shop. Así que aprovecha de hacerlo, porque es una excelente forma de conocer de Chile, sus vinos y sobre todo comprar vinos en la misma viña siempre será mucho más barato.

 

 

 

 

 

 

 

 

Visitando Clos Apalta, otra maravilla escondida en Colchagua que deben visitar 

Debo decir que tampoco conocía Clos Apalta. Estaba probado la añada 2018  el otro día en el Descorchados, que pronto estará en el mercado y pensé, cómo es que no conozco la bodega Clos Apalta. Y bueno es mejor tener amigos en esto del vino, entonces llamé a mi querida Carolina Bilbao, también Gerente de Marketing  y me consiguió un cupo para uno de sus tours.

Acá debo reconocer que «mostré la hilacha» como hubiera dicho mi papá. porque en la degustación de Petit Clos 2017  y Clos Apalta 2017 pedí un escupitero. Pero para mi defensa, debo decir que tenía que manejar a Santiago de vuelta para el Live que hice con mi amigo @perruno, que pueden ver en mi IGTV @detripascorazonchile).

Y seguí «mostrando la hilacha» la verdad, porque al sentarnos a degustar los vinos, yo en modo turista, veo que uno de los visitantes toma la copa servida y empieza como a calentar la copa con sus manos, así como se hace cuando pruebas Cognac, y yo, casi salto de mi silla, para decirle que dejara la copa así no más, que no calentara el vino. El me miró fijo y me respondió que no le gustaba el vino frío. Yo sólo atiné a decirle que noooo, que en la copa iba a tomar temperatura, que esperara.

En verdad si estás leyendo esto mi estimado, te pido disculpas, porque casi me da un ataque cuando vi que calentabas la copa. Pero estoy segura que ese grupo de jóvenes, nunca olvidara que una señora de las 4 décadas les dijo que el vino tinto se servía fresco, más frío, de Clos Apalta para abajo.

 

La visita me encantó. Salimos a recorrer el viñedo en un carrito eléctrico. Vimos las parras que ya estaban podadas. Uno de los visitantes pregunto,  que cómo se sabe si la parra está viva o está seca, porque en verdad de lejos se veía, según él, que estuviera todo seco. Pero ahí el guía les comentó que fue podada la parra y que ya verán en primavera los primeros brotes.

En la degustación, probamos Petit Clos 2017 (mezcla de 68% Cabernet Sauvignon, 16% Carmenere, 9% Cabernet Franc 5% Merlot, 2% Petit Verdot). Y probamos Clos Apalta 2017, (mezcla de 48% Carmenere, 26% Cabernet Sauvignon, 25% Merlot, 1% Petit Verdot). El guía nos explicó cada añada, cada vino. Comentó la forma de catar también. Que partieramos viendo el color, luego aroma y al final hicieramos la degustación.

Yo me acordé de mi video de tiktok que se viralizó, pero no quise decir nada.

Me gustó el grupo de visitantes, también eran todos jóvenes. Entusiastas del vino. Bien! es lo que necesitamos para aumentar el percapita.

Una de ellas, preguntó, «y cuando le ponen eso que dicen? esos chocolates, frutos rojos al vino».

Y bien! bien por esas preguntas para poder responderle que eso viene de la misma vid, del clima, latitud, altitud y trabajo en la bodega para darle esos aromas y sabores y no es que se ponga un pedazo de dulce toffee en la barrica.

Bien! porque muchísima gente tiene la misma duda. Y no se atreven a preguntarlo.

La Viña Clos Apalta se puede visitar a través de este link: http://en.lapostollewines.com/clos-apalta-winery/visits/

Y también, tienen los vinos a la venta con precios más accesibles.

Me fui de Colchagua y específicamente de Apalta con el corazón llenito.

Recorriendo estas dos viñas tan emblemáticas de Chile. A visitar viñas!! que es la mejor manera de aprender de vinos.

:)

Sigueme en mis RRSS

@detripascorazonchile.

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba